Erasmus en Tallinn (VII): Rakvere

En esta ocasión, toca coger el coche para alejarnos de Tallinn y descubrir nuevos lugares que esconde Estonia. El viaje por carretera nos brinda la oportunidad de disfrutar de extensos paisajes verdes y amarillos, bosques o lagos mientras suenan de fondo grandes temas de La Oreja de Van Gogh para poder cantarlos a pleno pulmón.

En poco más de una hora, Rakvere aparece ante nuestros ojos y, de pronto, nos encontramos dentro de una de las historias del rey Arturo al entrar en su castillo de piedra del siglo XIII. Pese a estar parcialmente destruido, podemos vivir un día en la vida de un noble del medievo, divisar el horizonte desde las torres, hacer tiro con arco, acuñar nuestra propia moneda, contemplar un duelo de espadas e, incluso, descender hasta los infiernos.

Fuera del castillo destacan la iglesia ortodoxa de la Natividad de la Madre de Dios, la Iglesia de la Trinidad o Tarvas, un toro que vigila la ciudad desde las alturas. Antes de volver a Tallinn, merece la pena pasear por las calles adoquinadas de Rakvere aunque, si se pone a llover, siempre puedes refugiarte en la terraza cubierta de una cafetería donde poder tomar un chai latte.

Rakvere es desconexión, viaje en el tiempo y nuevos recuerdos, creados pocas semanas antes de volver a casa.

Nos vemos pronto, ¡hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s